La Municipalidad de Lugo en España, en la figura de la Diputación, ha decidido aprobar un proyecto turístico de gran envergadura e importancia. El mismo, fue presentado por el periodista Martin Barreiro, bajo el lema de “Lugo cambia” y de cumplirse los objetivos propuesto, seguramente así será.

En alianza con más de 130 entidades participantes, encuestas públicas y entrevistas a personal experto, el proyecto macro de turismo para el periodo 2017-2020 fue aprobado el día 12 de julio del presente año. Para el cual se decidió disponer de 400.000 euros.

Los destinos geoturisticos que serán relanzados

Los 67 alcaldes de la Provincia de Lugo, ven con buenos ojos la idea de promocionar los más de 800 kilómetros de extensión que posee dicho territorio. Para ello, se ha delimitado la zona en cinco geodestinos preponderantes.

Lugo-Terra Cha, o “Ruta de Agua” ayudará a estimular el turismo basado en la naturaleza ecológica, en las playas, y el conocimiento arqueológico y agroalimentario de la zona, con diseño de rutas gastronómicas y un itinerario ecoamigable.

En el caso de Lugo, el enfoque será “Lugo Termal”. Orientado al conocimiento del patrimonio románico además de las aguas termales presentes en la zona.

En la Ribeira Sacra, destacarán el patrimonio románico de igual manera, atractivas formaciones geológicas y los pasos fluviales que en el sitio convergen.

Para A Mariña, la promoción se orientará a desarrollar y explotar el turismo litoral, de playas y deportes acuáticos, además de las tendencias agroalimentarias y gastronómicas del sitio.

Finalmente, en Ancares-Courel, la propuesta se basa en explorar el turismo etnográfico y cultural, es decir aquel orientado al conocimiento de las raíces y tradiciones del lugar. Además, se propuesta el llamado turismo científico y por supuesto, al igual que en las rutas anteriores, se hace énfasis en el ecoturismo.